A través de diferentes técnicas se logra movilizar la energía que contienen los músculos, las articulaciones y los órganos, permitiendo que la energía fluya en diferentes formas. De esta manera se consigue gradualmente, clase a clase, desbloquear las corazas somáticas y armonizar los tres planos existenciales del ser humano.

Los diversos ejercicios tienen posturas que obran a un mismo tiempo sobre el plano físico, mental y espiritual de cada individuo.

La clase suma a las posturas lineales, lateralidad y asimetrías, agregando posturas de piernas, brazos, manos y cara con 5 posturas de tronco, cuellos y pies. También se dicta pranayama y swara yoga, relajación y meditación.