Se utilizan posturas en movimiento, canto de mantras, y respiración y pranayama, a lo que se suman visualización, mudras, percusión con tambor, etc., para movilizar y direccionar la energía.